libertad...


Si alguien me preguntara qué deseo por encima de todo en la vida, diría libertad... y no sólo por la situación que actualmente estamos atravesando, ha sido mi anhelo desde siempre. Hace mucho me dí cuenta que todos vivimos

una ilusión en la que creemos que somos libres y sin embargo son tantas las cosas que nos atan. No hablo sólo de las más evidentes como estructuras, leyes injustas, prohibiciones arbitrarias o incluso la obligatoriedad de entrar al sistema a riesgo de no poseer ni siquiera identidad si no lo haces.


Hablo de esas ataduras invisibles tales como creencias, herencias emocionales, miedos, desconocimiento, cargas familiares, falta de amor. Creo firmemente que nos estamos acercando a un momento muy importante como seres humanos, aquel en el que nos vamos a definir de nuevo.


Quiero pensar que la libertad pasará a ser un anhelo colectivo. El anhelo de ser libres para mostrarnos tal como somos, sin limitarnos por el miedo a ser vulnerables. Una libertad en la que la verdad sea la norma, donde la realización personal sea total, todos haciendo y viviendo como quieren. En una sociedad así no hay posibilidad de traspasar los limites de los demás, los abusos no podrían existir, ya que una persona feliz y realizada que vive disfrutando de su vida no necesita irrumpir en la vida de los otros para dañarlos de manera alguna.


Suena utópico? No lo sé. Sólo sé que si algo no funciona, debe ser revisado en su totalidad, y nuestra vida no funciona; demasiado dolor, demasiado desamor... Llevo años dedicada a estudiar, observar y ayudar a que la libertad y la felicidad, así como el amor sean vividos y sentidos, un corazón a la vez. Soñemos y esperemos una vida plena, libre y amorosa. Es nuestro derecho.



32 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo