Las Ocho Ramas del Yoga - Yoga Sutra de Patánjali


El origen del Yoga se remonta a las fuentes de pensamiento y la espiritualidad de la India. Su base son los Veda, parte fundamental de lo que se denomina "Cánon Hindú." El primer texto sobre el Yoga que se conservó en su totalidad son los Yoga Sutra de Patánjali. La enseñanza se describe en los Sutras, que se caracterizan por su escaso número de palabras y un significado que va más allá de los límites de la gramática, por lo que está libre de ambigüedades pero lleno de esencia, se condensa tanto el mensaje que resulta incorruptible.


Propone la división del Yoga en ocho componentes :

  1. Yama: La relación con nosotros mismos.

  2. Niyama: La relación con el mundo exterior.

  3. Ásana: Práctica de ejercicios físicos.

  4. Pranayama: Práctica de ejercicios respiratorios.

  5. Pratyahara: Dominio de los sentidos.

  6. Dharana: Capacidad de dirigir la mente.

  7. Dhyana: Capacidad de interaccionar con lo que intentamos comprender.

  8. Samadhi: Total integración con el objeto de nuestra comprensión.

El practicante de Yoga logra el crecimiento simultáneo de estas ocho ramas que son una visión global del ser humano, capaz de relacionarse consigo mismo y con los demás sin conflicto, de comprender lo que le rodea, actuar correctamente, desarrollando una gran capacidad de observación -conciencia de testigo- y la reducción de impurezas físicas y mentales que son el origen de toda mejora personal.


En Occidente no manejamos tan frecuentemente esta información, por lo que es bueno propagarla para que los practicantes de Yoga comiencen a considerar la necesidad de sustentar su práctica sobre una doble base: la experiencia física de los ásanas y del pranayama y el estudio teórico de la base filosófica del Yoga, ya que es fascinante cómo se mueve desde los aspectos más bastos a los más sutiles, desde el mundo de la relación al de la instrospección.

17 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo