Reiki

Actualmente no se está ofreciendo debido a la contingencia COVID19

La terapia de Reiki tiene una duración aproximada de 90 minutos.

Primero se conversa un poco sobre las expectativas que se tienen de parte del cliente, explico el método y trato de responder preguntas iniciales que se presenten.

Luego la persona se acuesta en la camilla boca arriba con toda su ropa y sin zapatos ni prendas tales como reloj, aros, pulseras, etc.

En mi terapia dejo que la energía vaya guiando mis manos hacia las zonas que requieren atención, lo cual sé por una sensación eléctrica/magnética en el centro de la palma de mi mano. Durante el tiempo que se está allí, que normalmente es entre 50 minutos a una hora, puede ser que ejerza presión sobre el cuerpo o que trabaje con alguna distancia entre mis manos y la persona. Varía de tratamiento en tratamiento.

Al finalizar siempre dispongo de alguna información que se me revela y suelo conversar por algunos minutos al respecto dando quizá ideas y nuevas formas de enfocar temas con los que está lidiando la persona.

Siempre recomiendo tres sesiones seguidas por tres semanas. Una cada semana. Y luego un descanso porque usualmente luego de estas existen algunos cambios que la persona debe realizar de manera voluntaria para poder proseguir. De lo contrario, en el caso de que no se haga ninguno, el mismo tema suele seguirse presentando y entonces no es recomendable seguir, ya que requiere de compromiso y trabajo en conjunto de terapeuta y cliente.

Debo dejar muy claro que no existen soluciones mágicas, cualquier mejora requiere de un trabajo y dedicación consciente y un compromiso de cuidar de sí mismo. La terapia ayuda, acelera procesos y genera el impulso necesario, pero el logro del bienestar siempre va a depender de que la persona se responsabilice de sí misma y esté dispuesta a trabajar en sí misma.

reiki2.jpg

Para consultas escribir a:

agarahealth@gmail.com